Belleza, Outfit

Trucos infalibles para que dure más el manicure

Innumerables ocasiones sufrimos cuando nos acabamos de hacer las uñas y casi al instante ya están hechas un desastre.

Para que esto no te vuelva a suceder, te traemos unos consejos para que tu manicure te dure mucho más.

Alista lápiz y papel y ponlos en práctica

 

 

  • Limpieza

Para una esmalte dure más, hay que empezar desde el principio, y ese comienzo es eliminar la posible suciedad de la uña y por supuesto los restos de lacas anteriores.
Para la durabilidad del esmalte es muy importante limpiar bien de residuos grasos antes de esmaltar y para ello se puede usar un algodón con quitaesmalte.
 Después hay que lavar las manos con agua y jabón para que no queden restos.
  • Hidratar

A continuación, la hidratación.
Uno de los aspectos esenciales es que la uña esté bien hidratada.
Antes que nada conviene aplicar un aceite (son buenos los de aguacate o de pepita de uva) o crema hidratante específica para las uñas y las cutículas, y dejar actuar durante unos minutos.
La uña se lima empezando por el borde libre y luego los laterales.

 

  •  Pre-base

El siguiente paso es la aplicación de la pre-base, para que el color se fije mejor y para aplicar el tratamiento específico, en caso de que se necesite: calcio, endurecedor, alisado etc.
En el caso de las uñas blandas es importante aportarles dureza extra para que la uña no se doble y no salte el esmalte.

 

  • Doble capa

Mejor aplicar una capa fina y después repetir el proceso, cuando tenemos la primera capa ya seca.
El esmaltado se mantendrá más flexible y evitaremos así, que salte el esmalte con cualquier pequeño golpe.
Con la última capa, conviene pasar el pincel también por el borde de la uña, para sellarlo y al mismo tiempo crear una cobertura perfecta.

  •  Top Coat

El top coat o finalizador es una última capa que protegerá el color del desgaste y evitará que el esmalte se raye. Esta vez tampoco hay que olvidarse de cubrir el borde.
El viejo truco casero de meter las manos recién pintadas bajo el grifo del agua fría no es muy efectivo, ya que en realidad solo se seca la capa superior, no la inferior, y si la uña se roza después se estropeará igualmente.

 

  • Secado rápido

El proceso puede terminar con algún producto de secado rápido.
Cuando las uñas se secan muy deprisa, la manicura es más duradera.
Puedes optar por un producto en formato de spray, con una fórmula de silicona que forma una barrera protectora invisible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *